Coaching — 06 Junio 2013
Liderazgo a través del coaching con caballos…

A mi los caballos siempre me han inspirado respeto. Un caballo es un animal imponente, con una fuerza tremenda y que se asusta fácilmente. Esta combinación siempre me ha parecido muy peligrosa, y hasta hace poco consideraba a los caballos como animales un poco “tontos” (aunque a la mayoría de personas les inspiran nobleza y otras muchas sensaciones positivas). Y digo hasta hace poco, ya que un gran experto en caballos y mejor coach, Edgar Guerrero, arrojó algo de luz sobre mi ignorancia respecto a los caballos. Y debo confesar que desde entonces tengo una opinión muy distintas sobre estos animales (aunque todavía me inspiran bastante respeto debido a su corpulencia).

Los caballos son presas, no son depredadores. Es por ese motivo que se asustan tan fácilmente. Cuando nosotros acercamos la mano al caballo para acariciarlo, éste se asusta, porque lo que ve es un depredador (nosotros) y una garra (nuestra mano). La diferencia entre depredadores y presas es la ubicación de los ojos. Una presa tiene los ojos en los laterales de su cabeza, para poder estar atenta a los peligros que la acechan. Mientras que un depredador tiene los ojos frontales, para poder calcular bien a que distancia se encuentra su presa.

Tú eres el león y el caballo es la presa. Visto de esta forma, es fácil de entender algunas reacciones de estos magníficos animales. Pero además, los caballos tienen otra característica que los convierte en una “herramienta” muy útil para el coaching: Viven en grupo y siempre hay un líder.

Manada y empresa:

Los caballos en estado salvaje, viven en manadas, las cuales están lideradas por uno de sus miembros. Aunque hay un caballo que dirige al clan, en realidad se trata de un trabajo en equipo. Todos ellos son piezas fundamentales en el engranaje que activa la maquinaria de su supervivencia.

Por eso es muy importante que el líder demuestre confianza y seguridad en sí mismo, para que los demás lo sigan. Los movimientos y la energía del líder son el mensaje al resto de la manada. La gran sensibilidad de los caballos hace que puedan captar eso mismo en las personas y reaccionan en función de lo que perciben. Ese feedback es el motivo por el cual el coaching con caballos está en auge.

Las empresas funcionan como las manadas de caballos. Hay un grupo de personas que deben trabajar en equipo para garantizar que la empresa pueda seguir adelante (lo podemos entender como la supervivencia del grupo). Y para que este grupo funcione es necesario un líder. Pero… ¿Hay un líder?¿El grupo está cohesionado?¿Que energías hay a nivel grupal e individual?

¿Cómo funciona el Coaching con caballos?

Se realizan una serie de ejercicios con los caballos. A nivel grupal y a nivel individual.El objetivo de estos ejercicios es ver cómo reaccionan los animales delante la actitud de las personas o persona que está interactuando con ellos.

La ventaja de este tipo de sesiones de coaching, respecto a otros tipos de formación que se puedan realizar, es que continuamente tienes un feedback del animal que te permite ver en qué fallas, o al contrario, que es lo que haces bien. Los caballos son como espejos que nos muestran en todo momento nuestra verdadera imagen, no la que nosotros vemos u otros creen que tenemos.

Además, al tratarse de una actividad práctica, no intelectual, hace de la experiencia algo inolvidable. Se trata de algo que deja huella, y que por supuesto consigue que hagamos una reflexión profunda sobre nuestra actitud individual y con el grupo. La reacción de un animal no está condicionada, por eso, las conclusiones que puedas sacar de esa experiencia son mucho más valiosas que las opiniones de expertos, las cuales pueden estar condicionadas y ser demasiado subjetivas.

El coaching con caballos se utiliza mucho en empresas, pero también puede usarse de forma particular. ¿Quieres mejorar tu vida? ¿ Y tus relaciones con los demás (familia, trabajo)? ¿Quieres descubrir tu potencial individual?¿Identificar y mejorar tus capacidades como persona?

Pues anímate y apúntate a una sesión de coaching con caballos ¡Una experiencia única e inolvidable!

Aquí os dejo una foto de mi hijo con Edgar. Un día inolvidable en el que visitamos su hípica y nos descubrió el mundo mágico de los caballos 🙂

Para saber más: Edgar en la contra de la Vanguardia

  • Si te ha gustado el post compártelo
  • ¿Te gustaría hacer coaching con caballos?¿Conoces a alguien que haya hecho este tipo de coaching? Comparte con nosotros tu experiencia. Deja tu opinión más abajo. ¡Gracias!
Pinterest

Share

Quién escribe

Escritora, blogger profesional, experta en marketing online y e-emprendedora. Me encanta escribir y leer (no necesariamente en ese orden) y no puedo vivir lejos del mar, por eso vivo en un bonito pueblo de la costa mediterranea. Trabajo en la red desde hace casi una década, y he decidido compartir mi experiencia con tod@s vostr@s. Espero que te guste mi blog ;)

(4) Comentarios

  1. Un poco abrumado por la alta consideración, solo quiero aportar que en el campo de la interrelación humano/caballo aún está todo por descubrir.
    Cada vez conocemos nuevas investigaciones y experiencias que nos abren a posibilidades, antes impensadas. El gran avance de los humanos en el campo de la inteligencia emocional nos están abriendo puertas y nos están permitiendo descubrir características y cualidades impensables en otros seres que no solo los humanos. Darnos cuenta de que todos formamos un todo y nos podemos apoyar los unos en los otros para que nuestra vida sea realmente placentera y plena. Difícil tarea, pero necesaria.
    En el caso concreto de este magnífico animal, que es el caballo, su capacidad para ayudarnos tanto en nuestro crecimiento personal, como terapéuticamente, a estas alturas, está más que demostrado, cada vez más, las universidades, estos templos del saber, incorporan planes de investigación y formación en los que el caballo es el elemento clave.
    Gracias, Olga, por tus aportaciones y la creación de este espacio.

    • ¡De nada Edgar! Siempre es un placer aprender contigo algo sobre el fascinante mundo de los caballos. Me alegra poder compartir una pequeña muestra de lo que haces en mi blog 😉

  2. Hola, yo realicé un curso de coaching con caballos y sí, es una experiencia única e inolvidable, además, ayuda a superar temas emocionales, aprender a superar obstáculos o resolverlos de diversas formas, trabajar en la paciencia y a definir una forma positiva de ver la vida. Es muy recomendable.

    • Gracias por tu aportación Catherine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *