Marketing — 23 Septiembre 2013
6 trucos para no “cagarla” al empezar tu web o blog…

Hay cosas que al empezar una web o un blog quedan en un segundo plano y justamente son esas cosas que quedan en un segundo plano, las que deberíamos tener más en cuenta.
Frases como las de “la primera impresión es lo que cuenta” en la red tienen, si cabe, mucho más sentido. Y es que cuando alguien aterriza en tu web o blog tiene siempre una primera impresión.
Son esos pequeños detalles que muchos no tienen en cuenta, por parecerles poco importantes o por ignorancia, los que marcan la diferencia.

Las 6 claves para no “cagarla” (desde el minuto cero)
1. Más allá de la pantalla

Un fallo muy común entre los “novatos”: Mi primera tienda online tenía muchos productos, y no sé porque narices se me puso entre ceja y ceja que todos tenían que caber en la pantalla. Mi idea era que aparecieran unos 10 productos y el resto distribuidos en otras páginas. No quería que los visitantes tuvieran que utilizar el scroll para ir bajando. Prefería que cambiaran de página.¡Error!
Una década después soy una acérrima  defensora del scroll. No hay ninguna necesidad de que todo esté a la vista. Para eso se inventó el scroll, para poder bajar e ir viendo toda la información. No soporto las webs en las que tienes que ir cambiando de página para ver toda la información y/o productos.

Utilizar el ratón y bajar por la página es muy cómodo. El ratón que utilizo yo,  tiene un botón que me permite hacer este movimiento sin necesidad de clicar en la pantalla. Es muy descansado y la navegación es muy fluida. Cuando encuentro una página en la que debo ir clicando en distintas secciones para acceder a la información, me desespero.
Si los visitantes de tu página se aburren y la navegación se les hace cuesta arriba, lo más probable es que abandonen sin ver todo lo que ofreces. Así que acuérdate, que hay vida más allá de la pantalla gracias al Scroll.

2. Oftalmología aplicada

No hay cosa que me ponga más nerviosa que entrar en una página y tener que forzar la vista para poder leer bien.
Un tamaño de letra poco adecuado va a requerir un esfuerzo por parte del lector. No hagas que sea más difícil de lo que ya es.
Si una cosa has de tener clara, es que internet es un medio muy visual,  y a la mayoría de internautas le da mucha pereza tener que leer. Si encima tienen que sacar una lupa para ver las letras, las opciones de que empiecen a leer tu  texto y lleguen al final  van a ser nulas (aprovecho para darte las gracias por seguir leyendo este post y espero que lo termines sin cansarte).  😉

Consejo: Letra clara, tamaño adecuado y contenido de calidad.

3. Escribe para dos

Como te iba diciendo, nos da pereza leer. Podemos decir que sólo 2 de cada 10 personas van a leer toda la información básica que se les ofrece en una página.
A los que no leen, les va a importar un pimiento lo que escribes. Pero los que sí leen, van a querer que les des mucha información.
Eso no quiere decir que tengas que escribir la Biblia en verso. No me refiero a eso. Lo que quiero decir es que la información debe ser completa. Transmitir todos los detalles de forma clara y directa da confianza al lector y le anima a comprar tu producto o a seguir tu blog.
Tan malo es sintetizar demasiado como escribir por escribir. Todo en su justa medida. El equilibrio es importante.
Recuerda: Tu escribes para esos 2  (y tu eres uno de esos 2 para los que escribo yo ).

4. Hasta el final

¿Sabes cuando has llegado al final de una página? Pues cuando llegas a lo que se llama el pie de página, es decir cuando con el scroll ya no puedes bajar más.

Esta sección suele ser de un color distinto al fondo de la pantalla y aparte de indicar que es el final de la página, también es un lugar donde se coloca aquella información relevante que el usuario siempre debe tener presente. La información básica que debe estar presente en cualquier pie de página es:

  • Política de privacidad ( a veces aparece dentro de términos y condiciones o en aviso legal)
  • Términos y condiciones y/o Aviso Legal
  • CopyRight
Los links a la información legal es más habitual encontrarlos en webs de venta de productos. En los blogs no siempre aparece. Pero el copyright está casi en el 100% de las páginas ya sean web o  blogs.
Como el pie de página es un apartado omnipresente que está al final de todas y cada una de las páginas, se suele mostrar información que puede ser útil en cualquier momento (datos de contacto, ofertas y promociones, filosofía de la empresa, mapa web, etc…)
Pero en realidad, no hay un fórmula concreta. Cada uno pone lo que le parece más útil y relevante para su web o blog.
5. Mecanismo botijo

Un botijo funciona de una forma muy sencilla pero no por ser sencilla es menos útil. Además este mecanismo cumple a la perfección con su función. Esta es la idea que no debes perder de vista cuando hagas una web o un blog.
No hay nada peor que entrar en una página con multitud de “florituras” que no sirven para nada y que lo único que consiguen es despistar. La web debe ser agradable a la vista, pero si el diseño entorpece la funcionalidad, entonces no es un buen diseño.
Práctico y bonito. Recuerda: En el diseño, casi siempre menos es más .

6. La foto del DNI

Seguro que conoces a más de uno que esconde su DNI porque ha salido fatal en la foto. Que curioso que sólo nos de vergüenza mostrar una foto fea cuando aparece nuestra imagen.
Imagina que tu web o tu blog, son tu DNI. ¡Que no se te ocurra poner fotos feas! Si no encuentras una buena imagen, prescinde de ella.
Todo debe guardar un equilibrio. Si el diseño de tu página es bonito, y el contendido de calidad, pero después pones imágenes de “poca monta” vas a crear confusión entre los visitantes y vas a proyectar una imagen poco fiable.
Para que lo veas más claro, te voy a poner un ejemplo:
Imagina a un tipo estilo George Cloney. Vestido con un elegante traje italiano. Bien peinado, bien afeitado. ¿Que te transmite?
Ahora, imagínate a ese mismo hombre. Vuelve a visualizar su traje, su porte, su estilo…. Y ahora mírale los pies. Lleva unos zapatos viejos, gastados, sucios, llenos de barro. ¿Que impresión te da ese gentleman vestido de etiqueta con esos zapatos? ¿Es la misma impresión que antes de verle los zapatos?
Pues eso es lo que pasa cuando utilizas fotos de mala calidad. 

Teniendo en cuenta estas 6 recomendaciones, vas a conseguir no “cagarla” nada más empezar. Después, lógicamente, deberás tener en cuenta muchas más cosas. Pero eso ya es harina de otro costal.
Si empiezas bien, puedes seguir bien. Si empiezas mal, estás destinad@ al fracaso.
¡Y gracias de nuevo por ser uno de mis dos! 😉

  • Me interesa mucho tu opinión. Cualquier cosa que se te ocurra o si quieres completar la información de mi post, puedes hacerlo dejando un comentario más abajo.
Pinterest

Share

Quién escribe

Escritora, blogger profesional, experta en marketing online y e-emprendedora. Me encanta escribir y leer (no necesariamente en ese orden) y no puedo vivir lejos del mar, por eso vivo en un bonito pueblo de la costa mediterranea. Trabajo en la red desde hace casi una década, y he decidido compartir mi experiencia con tod@s vostr@s. Espero que te guste mi blog ;)

(3) Comentarios

  1. me gustan muchos tus comentarios

  2. Gracias por tus consejos, nose de que pais eres pero igual son aplicables en mi nueva web, esa es la gracia de internet, todos somos ciudadanos globales aqui, tratare de interiorizar esos trucos que das ya que inicie una pagina web-foro, hace unos cuantos dias y no quiero “cagarla” jejejej, muchas gracias. att. ronald

    • No importa el país Ronald! La magia de internet es que nos conecta a tod@s desde cualquier parte del mundo. Mucha suerte con tu página web-foro. Te deseo lo mejor. Saludos desde Catalunya 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *