Animar el blog — 07 Octubre 2013
Lo que hacen los mejores bloggers (y tu también deberías hacer)…

¿Te encantan esos bloggers que siempre están a la última? ¿Te sorprendes con aquellos que siempre postean entradas innovadoras?
Tengo que confesar que a veces son hasta repelentes. Son como los empollones de la clase que siempre levantan la mano y saben la respuesta. En realidad lo que despiertan es envidia. En el fondo a todos nos gustaría ser “el repelente niño Vicente” y pasar la mano por la cara a los demás.

Pues si eres blogger, ahora puedes cumplir ese sueño. Sólo necesitas seguir leyendo este post. ¡Hey! sólo si quieres ser uno de esos bloggers envidiado (y copiado) por el resto de los mortales. El único inconveniente es que puedes llegar a ser odiado por muchos. Pero si te apetece el reto y no te asusta lo que puedan pensar de ti, sigue adelante…

Después de analizar a muchos bloggers y leer muchos post sobre cómo conseguir el éxito con tu blog, he llegado a la conclusión que todos aquellos que triunfan tienen unos hábitos en común. Y son éstos los que les hacen destacar y diferenciarse de aquellos que fracasan o quedan por detrás de sus competidores.

Esto es todo lo que he descubierto ¿Quieres saber qué es?

Lo que los mejores Bloggers Profesionales hacen
1. Absorber información que no tiene nada que ver con su trabajo

Un día una amiga que había estudiado marketing y publicidad me comentó que uno de los consejos que les daban en la universidad era que debían tener muchos inputs. Leer libros, escuchar música, mirar películas, viajar… Cualquier cosa puede inspirarte, y cuanta más amplia sea la cantidad de información que procesa tu cerebro, más posibilidades hay de tener una de esas ideas que solemos definir como “geniales”.

Así que si eres blogger, no desperdicies esa oportunidad. Lee cualquier cosa que caiga en tus manos (y que sea interesante) aunque creas que no tiene nada que ver con lo que haces y que no te va a servir.

Un buen blogger hace con la información lo mismo que se hace con el cerdo ¡Aprovecharlo todo!

Aventúrate fuera de las publicaciones relacionadas con la temática de tu blog. Podcasts, entrevistas, vídeos de You Tube… Puedes encontrar contenido de calidad donde menos te lo esperas. Todos estos inputs pueden ayudarte a mejorar la narración, estructurar las ideas, experimentar con nuevos formatos. En definitiva, no esperes que te llegue la inspiración ¡Sal a buscarla!

2. Escribir sin miedo

No hay una fórmula mágica para llenar un blog de contenido. La única forma de darle forma y hacerlo crecer es escribiendo. No hay más. Para seguir adelante con tu blog sólo tienes que escribir. Así de fácil y así de difícil.

Escribir puede parecer sencillo. Bueno, técnicamente lo es. Te sitúas delante del teclado y empiezas a teclear.
Pero el miedo puede hacer mella en algunos.  Los pensamientos del tipo “¿Gustará lo que escribo?” “¿Y si me equivoco?””Lo leerán muchas personas (que ni tan solo conozco)” pueden ser un obstáculo. Pero recuerda que esos solo son barreras mentales. Tu escribe, da igual si lo haces mejor o peor, al fin y al cabo, no estás obligando a nadie a leer tu blog. La cuestión es ir haciendo, sin prisa pero sin pausa. Con cada post que escribas, el siguiente será más fácil.

 3. Escribir con empatía (al servicio de los demás)

Empatía: 1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

Cualquier blogger profesional de éxito escribe utilizando la empatía. Esta capacidad es básica para llegar hasta tu público objetivo. Debes ponerte en la piel de tus lectores para poder tener una idea clara sobre lo que vas a escribir. Lo cierto es que para algunas personas es más fácil que para otras. La empatía es una cualidad que muchos llevan de serie, en cambio otros deben trabajarla. Pero si tu no eres de los afortunados, tengo una buena noticia para ti, la empatía se puede mejorar si le pones ganas.

Al escribir sobre algo que interesa a los demás (no solo a ti) estás ofreciendo un servicio y dando soluciones a muchas personas. Si el contenido resuena entre los lectores, lógicamente el interés por tus publicaciones va a ser mayor, y poco a poco tu blog va a empezar a ser relevante entre la comunidad interesada en esa temática.

A veces no es necesario “estrujarse” el cerebro para saber qué escribir. Si te pones en la piel del otro y le ayudas con sus problemas, vas a tener una fuente de inspiración continúa que muy pronto dará sus frutos.

4. Ver el lado positivo de las críticas

Cuando escribes en cualquier medio público estás expuesto a las críticas, y con un blog pasa lo mismo. Pero no te dejes avasallar por algunos comentarios incómodos, a veces incluso, mal intencionados.

Tal y como te decía al empezar el post, la envidia va a aflorar cuando destaques. Vas a ser el niño repelente de la clase. Y ya sabes lo que pasa en estos casos. Algún que otro querrá darte una “colleja”.
Cuando leas una crítica mal intencionada no te sulfures, respira hondo e intenta descubrir el lado positivo. A veces, la crítica ni tan sólo habrá sido hecha con mala intención. Los filtros con los que procesamos la información a veces nos juegan malas pasadas. Cuando ves algo escrito, te falta una parte de la información. El tono y el lenguaje no verbal se pierden por el camino, así que cuidado con la interpretación.
También te puedes encontrar con críticas constructivas, que te van a decir cosas que no te gustan, pero con la clara intención de aportar algo más.

Tanto si recibes un tipo de feedback como otro, estas interacciones con los lectores son una gran oportunidad para mejorar como blogger e incluso corregir algunos errores en tus post. A ver, somos humanos y nos equivocamos. Sí, los bloggers también. 🙂

Ante todo respeto. Tener opiniones distintas no es malo. Lo que tienes que saber es exponer tu punto de vista y/o reconocer que te has equivocado. La sinceridad y la educación se agradecen en cualquier parte, y en la red también.
No te sientas mal por haber metido la pata o porque a alguien no le parezca bien lo que escribes. Tu estás creando algo ¡Y no todo el mundo puede decir lo mismo!

5. No todo es escribir

Respirar y comer son unas necesidades básicas que debemos cubrir si queremos seguir existiendo. Sin embargo, en la vida hay muchas más cosas que consiguen que además de vivir, disfrutemos de la vida.

Con los blogs pasa lo mismo. Escribir es imprescindible para la subsistencia, pero hay otras muchas actividades que hacen que la tarea sea mucho más amena y divertida. No siempre podrás escribir largos artículos en los que pongas todas la carne en el asador. A veces deberás invertir tu tiempo en otras cosas productivas que van a ayudar a tu blog a seguir a flote y a ser más visible.
No te agobies. Escribir de vez en cuando un post algo más corto, recomendar un vídeo o compartir un post interesante de otro blog, pueden ayudarte a sobrellevar el esfuerzo sin que acabes “quemado” .

Sobretodo ¡Disfruta!

6. No te escondas detrás del blog

Muchos creen que escribir en un blog tiene que ser algo aséptico. Pero escribir en un blog en tono neutro o frío no va a conseguir que te conviertas en un gurú o en un blogger de referencia.

La pasión es importante a la hora de llevar a cabo cualquier cosa. Y en un blog, la energía que pones se transmite mucho más allá de la pantalla. Los bloggers de éxito no se esconden detrás de sus conocimientos. Siempre dejan su huella en los post, explican anécdotas personales, se implican con el lector, le ponen humor, etc…

Podríamos definirlo de la siguiente manera: “Dime como escribes y te diré como eres”. Y saber como es alguien es imprescindible para establecer una relación.

Para mi un post es como un cuento, una historia, un relato. Cuando escribo, lo hago como si estuviera explicándole algo a alguien en persona. Ahora mismo te estoy viendo a ti, sentado delante de la pantalla y con una sonrisa dibujada en los labios. No escribo en el ordenador, escribo a una persona. Y eso es lo que tienes que hacer tu cuando escribas en tu blog.

De hecho, una de las cosas que queremos construir (o deberíamos) a través del blog es nuestra marca personal. Y ¿Como vas a crear tu marca personal si no pones tu esencia en lo que escribes?

En definitiva, creo que estos son los 6 puntos que tienen en cuenta los bloggers de éxito. Si te acostumbras a utilizar estos hábitos, puedes conseguir unos resultados increíbles.

  • Si sabes qué otros hábitos o rasgos de personalidad tienen los gurús de la red, no olvides comentarlos un poco más abajo.

Pinterest

Share

Quién escribe

Escritora, blogger profesional, experta en marketing online y e-emprendedora. Me encanta escribir y leer (no necesariamente en ese orden) y no puedo vivir lejos del mar, por eso vivo en un bonito pueblo de la costa mediterranea. Trabajo en la red desde hace casi una década, y he decidido compartir mi experiencia con tod@s vostr@s. Espero que te guste mi blog ;)

(0) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *