Páginas Web — 05 Mayo 2014
Páginas web baratas: No siempre son una mala opción…

Todos sabemos que casi nunca se cumplen las tres “b” (bueno, bonito y barato), aunque de vez en cuando, hay alguna excepción.

Empresas de las que ofrecen páginas web baratas, hay muchas y  no todas son de fiar. Pero a pesar de la mala fama que tienen (y no es para menos) algunas de ellas son serias y ofrecen productos económicos, de calidad y que se adaptan a todos los bolsillos. A veces ocurre el milagro, y podemos encontrar la excepción que confirma la regla. ¡Pueden cumplirse todas las “b”!

Hoy te voy a comentar en este post qué debes tener en cuenta si decides contratar los servicios de una empresa que se dedique a hacer páginas web baratas/económicas. Encontrar buenos profesionales entre el millón de ofertas que hay en la Red no es tarea fácil. Debes fijarte en algunos detalles para que no te den gato por liebre. Porque, aunque dos ofertas te puedan parecer iguales (el inexperto, sólo mira el precio final del servicio),  los detalles son los que marcan la diferencia entre tener una buena web a un precio increíble o una birria de web por un módico precio.

Recuerda que “Lo barato sale caro”. Por suerte, no siempre, y te lo voy a demostrar.

Cómo conseguir una web barata que no sea una birria:

1. Extras ( te cobran por respirar): Es lo primero que debes mirar antes de contratar el servicio. Muchas de las empresas que ofrecen páginas web baratas, ponen un precio que sirve como gancho para captar clientes y después, cuando ya tienen al cliente bajo su control, van cobrando extras con los que no se contaba. También es importante que tengas en cuenta si te van a cobrar una cuota mensual (en concepto de mantenimiento, por ejemplo) o a qué precio te va a salir la renovación del dominio o del servidor. Debes calcular todos estos gastos, ya que a la larga, puede que la página web no te haya salido tan barata como pensabas.

2. Servidores: Importante saber en qué tipo de servidor va a estar alojada tu página web. No todos los servidores tiene  la misma calidad. Si el servidor no es el adecuado puedes encontrarte con numerosos cortes en el servicio. Tu web puede “caer” en cualquier momento, con todo lo que eso comporta. Mala imagen y pérdida de visitas. Además, también deberías averiguar el tráfico que va a poder soportar tu página web (consumo de tráfico de datos). Esto es importante, ya que si tu página web excede el límite asignado, te cobrarán por cada GB de consumo extra. Otra cosa que deberías saber, es en que país se encuentra alojado dicho servidor, ya que si se encuentra fuera del país donde vas a querer posicionar tu página, dificultará el SEO.

3. Diseño: En el mundo de internet, la imagen lo es todo. El aspecto de tu web es lo primero que van a ver tus clientes (o tus clientes potenciales) por tanto, tu página debería tener un mínimo de calidad gráfica. La imagen y las fotografías hablan de ti y de tu empresa, y el diseño es uno de los aspectos importantes a la hora de contratar los servicios de la empresa que te haga una página web. Habitualmente, si se trata de una página web económica, no vas a poder tener un diseño muy elaborado. El trabajo de diseñador gráfico es caro, y no te van a dar “duros a cuatro pesetas”. Pero no tener un diseñador que te haga un trabajo personalizado, no está reñido con poder tener una página con un diseño agradable a la vista, limpio y que se adapte a la imagen de tu marca. Si quieres saber qué tipo de acabados ofrecen, hay algo en lo que debes fijarte para aclarar tus dudas: mira cómo está hecha la web de la empresa  y el portfolio de la misma. Los trabajos para otros clientes son un claro ejemplo de cómo trabajan y del resultado que vas a obtener. Todos te van a decir que son grandes profesionales, que hacen el trabajo muy bien y que las páginas quedan preciosas y con diseños impecables. Pero como se suele decir: El movimiento se demuestra andando. No te la juegues, la imagen es muy, muy, importante.

4. Posicionamiento: Puede que a la hora de hacer tu página no pienses en nada más que no sea el resultado final. Tener una web operativa es el primer paso de muchos a la hora de estar en la Red, y cuando ya tienes la página terminada viene la gran pregunta ¿Y ahora qué? Pues una vez terminada hay que darla a conocer. Para promocionar la página, lo puedes hacer de dos formas. Offline (fuera de la Red) o bien Online (SEO o SEM). Si te decides por la opción de SEM (anunciarte a través de Google Adwords, por ejemplo) no importa cómo está hecha tu página web. Pero si lo que quieres es aparecer en las primeras páginas de resultados (posicionamiento orgánico o natural) cuando la gente busque lo que tu ofreces (por ejemplo: Vestidos de novia en Barcelona) será muy importante que la página que te hayan hecho esté optimizada para poder posicionar con facilidad. Cuanto menos optimizada esté, más dinero y esfuerzo vas a tener que invertir para hacerte visible. Como te decía más arriba, lo barato a veces sale caro. Este tipo de detalles son intangibles pero fundamentales para conseguir una página web “3b”.

5. Flexibilidad de la web (añadir o modificar apartados): Otro problema con las páginas web baratas, es que muchas de ellas no son autogestionables. Esos supone un gran problema, ya que siempre dependes de terceros para tener todos los datos de la web al día. Imagina que tienes una tienda física en la que no puedes modificar absolutamente nada. No puedes cambiar los productos de la temporada, no puedes cambiar el aparador, no puedes avisar del cambio de horarios, ni tan siquiera de si te vas de vacaciones. Para hacerlo, debes avisar a un informático, pasarle la información de los cambios y cruzar los dedos para que te lo haga bien, rápido y sin cobrarte. ¿Que te parecería tener un negocio así? Demencial, ¿verdad? Pues eso es a lo que se exponen todos aquellos que contratan página web (baratas o no) que no son autogestionables. Un negocio no es estático, y tu web tampoco debe serlo. Una página web estática, en la que no se pueda cambiar el contenido, también va a ser mucho más difícil de posicionar (SEO). La estructura debe poder adaptarse a las necesidades de cada momento.

Si tienes en cuenta estos cinco puntos, puedes conseguir auténticos “chollos” y tener tu página web a mitad de precio pero con resultados más que aceptables.

¿Dónde está la trampa?

pagina web economica si o noNo hay trampa, pero te estarás preguntando cómo es posible  hacer un mismo trabajo a mitad de precio.

La respuesta es sencilla.

Algunas empresas ofrecen trabajos de poca calidad y encima cobran extras. Se lucran con cosas imprescindibles para el buen funcionamiento de un negocio en la Red, que no están contempladas en el presupuesto inicial. Juegan con el desconocimiento de los clientes. Es por eso que las páginas web baratas tienen tan mala fama. Pero no pueden pagar justos por pecadores.

Hay empresas (pocas pero las hay) que ofrecen páginas web muy económicas y de calidad. Esto es posible gracias al trabajo sistematizado. El cliente aporta toda la información del proyecto de forma clara y precisa, siguiendo unas pautas establecidas y asesorado por profesionales, reduciendo el tiempo invertido en el proyecto y abaratando costes.
Nos se trata de engañar ni de dar un producto de menos calidad. Se trata de optimizar los recursos. Simple pero efectivo.

Si estás interesado en este tipo de producto, tanto si necesitas una página web o una tienda online a un precio asequible y con unos resultados inmejorables, nosotros te recomendamos 7DProjects.com. Páginas web y tiendas online baratas en sólo 7 días y atendido por grandes profesionales. Seguro que hay otras empresas en el mercado que te pueden ayudar, pero en nuestro blog tenemos costumbre de recomendar sólo aquello que hemos probado y que nos ha dado buen resultado 😉

Espero que el post te sea de utilidad. ¡Suerte en tu búsqueda!

  • Si necesitas cualquier aclaración, no dudes en dejar tu comentario más abajo.
  • Si te ha gustado el post, no olvides compartir en las Redes Sociales, seguro que puedes ayudar a otras personas. ¡Gracias!
Pinterest

Share

Quién escribe

¡¡Hola!! Soy JM...me declaro un apasionado de Internet y de los ordenadores, de los Mac en especial. Me gustan los gadgets electrónicos, surfear por la web y me confieso un poco geek. Encantado de poder compartir experiencias, conocimientos y recursos interesantes para gente con espíritu emprendedor!

(0) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *