Páginas Web — 18 Marzo 2014
Qué no te den gato por web económica…

Hoy en día, tener una página web es ya indispensable para cualquier negocio que quiera ofrecer una imagen profesional o un plus para sus clientes.

El problema es que crear una web, para promocionar los servicios y productos, tiene un coste que no todo el mundo puede asumir.
Por ese motivo, han proliferado de forma desmesurada empresas que ofrecen soluciones muy económicas que permiten a Pymes y autónomos poder estar en la Red sin necesidad de tirar la casa por la ventana.

Pero… ¿Ofrecen estas empresas soluciones válidas? ¿Es una buena opción contratar estos servicios tan económicos?¿Cómo puedes saber si te están dando gato por web (liebre)?

Si quieres averiguarlo, sigue leyendo…

¿Gato o Liebre?

¿Estás comprando liebre? ¿O te están colando un gato?

Para saberlo bastará con que te fijes en los siguientes puntos clave:

1. Páginas html o flash sin panel de gestión

Las web hechas con html o flash son las típicas páginas “resultonas” , bonitas a la vista, que puedes conseguir por un módico precio y que… ¡no sirven para (casi) nada!
Son páginas sencillas que únicamente tienen como objetivo conseguir que estés en la Red. Pero ¿para que quieres invertir, aunque sea un solo euro/dólar, en algo inútil?

Este tipo de páginas no tienen panel de control. Es decir, una vez te la entregan, ya no puedes modificar su contenido, a no ser que la persona que te la ha creado (el informático de turno) quiera hacerte el favor.
La información de tu página es  estática y siempre dependes de un tercero para que tu negocio esté al día (eso si tienes suerte y no te dejan colgado/a).

A este gran inconveniente se le uno otro: Las páginas html o flash NO posicionan bien, o no posicionan, en los buscadores, lo que supone que eres invisible, a no ser que  te rasques el bolsillo en publicidad.

Ah, y por si todo esto no fuera poco, la programación hecha con flash NO se ve desde los dispositivos móviles.

 

2. Páginas creadas sobre una plataforma propia

Otras empresas ofrecen soluciones algo mejores, con panel de control para el usuario y diseños responsive (páginas web accesibles desde cualquier dispositivo móvil).
Aún así, la solución económica que proponen no siempre es la mejor para el usuario final.
¿Por qué?  La principal desventaja es que estas plataformas son muy limitadas, y no tienen el  potencial de las de código abierto dónde constantemente se producen mejoras, ya que están abiertas a programadores de todo el mundo pex.  wordpress, joomla, drupal, etc…

El otro gran problema es que no puedes cambiar de proveedor de servicios, quedando sujeto/a  a los señores/as que te han hecho la página web, porque la plataforma sobre la que funciona tu página es de su propiedad.
Si un día decides trasladar tu negocio virtual a otro servidor y no depender de ellos, la única opción será volver a pagar para tener una página web nueva. Las páginas web que no están hechas con código abierto no te las puedes llevar a otro “sitio”. 

 

3. Páginas autogestionables y de código abierto

Para mi ésta es  la mejor opción con diferencia.

Como te comentaba más arriba, las páginas web de código abierto son muy flexibles. Constantemente aparecen mejoras y actualizaciones que puedes incorporar a tu web. También puedes añadir opciones “extra”  a medida que tu economía te lo permita, mejorando la web poco a poco. Las páginas de código abierto suelen estar preparadas para posicionar en los buscadores, y además disponen de un panel de control que te permitirá cambiar la información sin esperar a que alguien lo tenga que hacer por ti.
Y lo mejor de todo: Puedes alojar tu web en cualquier servidor, sin estar atado/a a los profesionales que te han hecho la página.

Yo soy una fan incondicional de WordPress. Me encanta su facilidad de uso y la infinidad de opciones que ofrece. Esta plataforma se adapta a cualquier tipo de negocio e incluso puede funcionar como una tienda online.

Hay muchas empresas que te pueden hacer páginas web con Worpress a muy buen precio, pero si nos tenemos que decantar por alguna, sin lugar a dudas, por nuestra experiencia, te recomendamos a 7Dprojects.

Espero que el post te sea de utilidad. Y sobre todo, busca y compara, antes decidirte. El precio es importante, pero debes saber qué estás comprando para que no te den ¡Miauuuuu!

 

  • Si hay alguna información que no quede clara en el post o si te surge cualquier duda, haz la consulta más abajo, en “comentarios”
Pinterest

Share

Quién escribe

Escritora, blogger profesional, experta en marketing online y e-emprendedora. Me encanta escribir y leer (no necesariamente en ese orden) y no puedo vivir lejos del mar, por eso vivo en un bonito pueblo de la costa mediterranea. Trabajo en la red desde hace casi una década, y he decidido compartir mi experiencia con tod@s vostr@s. Espero que te guste mi blog ;)

(4) Comentarios

  1. Punto 3.

    Y pasar de Prestashop a Magento o al revés no tiene precio? Si lo tiene y alto. Una aplicación opensource puede quedar obsoleta y abandonada por los desarrolladores, y te puede forzar al cambio de proveedor también. Todas las soluciones tienen barreras de salida, eso sí, en proporción a las de entrada.

    • Hola Álvaro,
      En primer lugar gracias por tu aportación al blog.

      En cuanto al punto 3, creo que no me debo haber explicado bien.
      Lo del cambio hace referencia al servidor (tanto para páginas web como para comercios electrónicos). Pasar de Magento a Prestashop (o al revés), aunque sean soluciones de código abierto, supone hacer un e-commerce completamente nuevo. Pero eso no tiene nada que ver con lo que comentaba en el post, y evidentemente tiene un coste.
      Por otro lado, tienes razón cuando dices que TODO tienen sus pros y sus contras. Siempre hay que poner la información en una balanza y decidir cual es la mejor opción en cada caso.
      Desde mi experiencia yo apuesto decididamente por las soluciones Opensource, sin ningún tipo de duda. Creo que es mucho más probable que una empresa con su propio sistema de desarrollo te deje “colgado” a que una solución opensource sea abandonada a nivel mundial por los desarrolladores. Aunque no hay nada imposible…

  2. Por mi experiencia creo que las tiendas virtuales bajó open source tienen más inconvenientes que los sistemas propios que desarrollan tiendas de forma profesional y aportando un gran valor en lo que a continuidad se refiere.

    Antes de montar la tienda:
    – Encuentra una empresa profesional y sólida capaz de montar una tienda que funcione, y de la que te puedas desentender de la parte técnica, cosa de la que yo no me quiero preocupar.

    Una vez en marcha la tienda:
    – A base de incluir módulos y módulos, desarrollados por su padre y por su madre, con criterios de funcionamiento distintos, el gestor se convierte en una especie de Frankenstein complejo de utilizar.

    – Puede resultar muy útil encomendarse a dios al principio de tener la tienda, o durante su desarrollo, para que no tengas que efectuar un cambio de versión, ya que eso se convierte en un auténtico calvario de errores si tienes aplicados muchos módulos adicionales a lo que lleva el sistema base. Si la tienda tiene un volumen de ventas interesante, esto se traduce directamente en pérdida de ventas y erosión de la imagen que puedas haber conseguido.

    Empresas con sistemas propios, consolidadas en el mercado, desarrollan soluciones sólidas, con criterios de uso iguales en todo el sistema, y permiten evoluciones de la tienda plácidas y cambios de versión sin problemas.

    Ya para finalizar, y poniendo el acento en la parte técnica, y costes de programación y adaptaciones en el sistema decir que solamente se pueden evitar si se tiene un componente técnico más o menos importante, ya que de lo contrario es necesario un presupuesto destinado a evolución de la plataforma e implementación de módulos, o de lo contrario difícilmente tendrás la tienda que necesitas, y con garantías de un correcto funcionamiento.

    • Supongo que cada uno habla por su propia experiencia. El hecho que la empresa que ofrece el Saas esté “consolidada en el mercado”, no es sinónimo de garantía de calidad y mucho menos de un buen funcionamiento del programa.
      Los mismos problemas de las plataformas de código abierto, también te los encuentras en las plataformas de empresas con sistema propio, que se suman a las otras desventajas que ya tienen de por sí.
      Los Saas también los actualizan, y por supuesto, como pasa siempre en informática, NUNCA funciona bien a la primera. Eso se traduce, como tu bien apuntas, en pérdida de ventas y erosión de la marca.
      Habitualmente son los usuarios del Saas los que reportan los problemas que no se han detectado antes de poner en marcha la actualización. Exactamente igual que en un open source, con la desventaja que, cuando hay un problema con el Saas, la resolución no es tan rápida como en un sistema open source, pues el número de profesionales implicados es limitado.
      A esto cabe sumar que las empresas que ofrecen Saas, habitualmente cobran por hacerte la página web o el e-commerce más una cuota mensual (que se supone que incluye actualizaciones, mejoras y resolución de problemas técnicos). Para mi, es mucho mejor pagar a un profesional cuando lo necesitas, que tener que pagar cada mes por algo que no te ofrece ni la mitad de ventajas que un open source. Está claro que nadie se escapa de tener que invertir dinero cada X tiempo cuando tiene un negocio en internet, pero al menos, en un sistema de código abierto tú decides quien es la persona que va a solucionarte el problema. Si estás sujeto a una empresa, por más consolidada que esté, tienes que “tragar” con lo que te ofrecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *